Cintas de correr de segunda mano

Si has buscado cintas de correr, últimamente, probablemente has visto cómo los precios pueden variar desde 100 euros hasta más de 3000 euros, cosa que hace de estos equipos de fitness ser algo dificil de comprar. Seguramente deseas una alta calidad y muchas características al comprar una cinta de correr como has visto en tiendas, pero estas cuestan un montón de dinero! Bueno, hay una manera de ahorrar dinero, con cintas de correr de segunda mano. Si compras cintas de correr de segunda mano puedes ahorrar mucho.

Con las cintas de correr de segunda mano puedes ahorrar mucho :


Al comprar cintas de correr de segunda mano puedes ahorrar 70% o más en comparación con el precio las cintas nueva. Eso es mucho si te das cuenta que con un poco de busqueda puedes encontrar cintas de correr de segunda mano que apenas han sido utilizadas puestas en venta de personas cuyas buenas intenciones de hacer ejercicio se acabaron una vez que se terminó el verano o despues de los planes del año nuevo. Una cinta de segunda mano que apenas fue usada es prácticamente nueva, pero a una fracción del precio.

Por supuesto, tambien hay un número grande de cintas de correr de segunda mano en el mercado que han sido utilizadas mucho y ahora han comenzado a desarrollar unos pocos chillidos y otras problemas, y los propietarios han decidido comprar un nuevo equipo. Estas son las que no debes comprar, porque aunque tienen un precio, solo vas a comprar un montón de problemas en el futuro no muy lejano.

Como encontrar cintas de correr de segunda mano muy buenas :


La manera de encontrar las mejores cintas de correr de segunda mano es investigar algunas cosas básicas antes de comprar.

En el primer lugar, es recomendable ver la cinta, si es posible. Si lo haces, puede poner a prueba la máquina y buscar señales reveladoras de una máquina que ha sido muy utilizada en comparación con una cinta que apenas fue usada. Echa un vistazo a la cinta cuando esta en marcha - está desgastada? Si es así, es probablemente que no es buena.

En el segundo lugar, tienes que probar el funcionamiento de la máquina al correr. Si el propietario hace excusas para no dejarte, es mejor buscar otro negocio. Cuando estas tratando de poner a prueba la maquina usa todas las características, incluiendo los controles de inclinación, las diferentes velocidades, y si no te gusta como responde es mejor no comprarla. Debes buscar una maquina buena, sin chirridos o ruidos de traqueteo, un cinturón con movimiento suave sin problemas de sacudidas o de otro tipo y, en general, tienes que prestar atencion a cualquier cosa que no te parece bien.

En el tercer lugar, pregunta. Sí, ya sé que algunos de nosotros no son bueno en ese tipo de cosas, pero te va a ayudar. Escribe una lista de cosas que quiere preguntar de antemano. Debes preguntar cosas como la edad de la cinta, el tiempo de uso que tiene, si ha habido alguna reparación, si todavía tiene algun tipo de garantía transferible, etc.

Al comprar cintas de correr de segunda mano, solo tienes que prestar atencion y buscar por lo mas que se puede antes de comprar algo.


No comments:

Post a Comment

Post a Comment